55
 
Años formando mujeres líderes
con la sabiduría del evangelio
para una sociedad más humana.
¡IVº Festival de Teatro Escolar - Sabiduria 2018: Viernes 23 de noviembre a las 4:30pm.en la I.E.

HISTORIA

Los inicios...

El Papa Juan XXIII …”EL PAPA BUENO” Hizo un llamado a todas las Congregaciones para enviar Religiosos en América Latina. En Italia, la Madre Ernestina María, convocó a las que serian las primeras Misioneras en Perú : las Hnas. Anna Giuseppina (Anita), Catalina di Gesú, Elena dell’Eucaristía y Gabriella della Sapienza y el día 8 de Junio , fiesta de Nuestra Señora de la Sabiduría, en la Capilla de Castiglione-Torino, forman la Comunidad y les dan la nueva misión. Llegan primero las Hnas. Anita y Catalina, acompañadas por la Provincial, trayendo como equipaje AMOR, ENTUSIASMO, ESPIRITU DE SERVICIO Y LA ALEGRÍA DE DAR...y después de haber visto varias posibilidades el 23 de Junio de 1963, se establecen en Ñaña.
Esta fecha marca el inicio de las labores apostólicas, conocer a la gente, visitar a las familias, colaborar en la labor pastoral. Ellas cuentan:” ….difícilmente las personas vendrán hacia nosotras; y delineamos cual sería nuestra tarea:“ IR HACIA ELLOS”.
Una de las primeras preocupaciones era revalidar los títulos de profesoras para poder enseñar y organizar un colegio o escuela propia. Pero: ¿cuándo iniciar? Muchos niños estaban en las calles sin estudiar y era nuestro deseo acogerlos. El mismo Cardenal de Lima: Juan Landázuri, nos aconsejó buscar un terreno e ir donde el Dr. Pardo, Director General de Colegios Privados… al Director, le informamos que deseabamos tener una escuela, pero ¿CUÁNDO? “AHORA MISMO” respondió él, aunque sea sin nada, los niños pueden sentarse en el suelo y pidan bancas al Ministerio de Educación.

¡Un nombre muy bello...!

El lunes 12 de agosto de 1963, comenzamos a trabajar en la escuela y ¿Cómo la llamaremos? dónde encontrar un nombre más bello que este: NUESTRA SEÑORA DE LA SABIDURÍA. La Escuela Nuestra Señora de la Sabiduría, llamó la atención de muchos. En poco tiempo teniamos 89 alumnos, repartidos en los tres primeros años, en diciembre fueron aprobados todos, fué un éxito inicial…como si hubieran estudiado desde el mes de Abril. Las Madres de la Visitación nos ofrecieron la casa para que vivan las Hermanas y nos concedieron un espacio para construir las primeras aulas con esteras y el campo para la formación y el recreo, sin cobrar un centavo. “UN AGRADECIMIENTO MUY GRANDE A LAS MADRES DE CLAUSURA DE LA VISITACIÓN”.
En el mes de setiembre llegaron las Hnas. Elena y Gabriella, cargadas de tanto amor para compartir la misión. Gabriella-enfermera- se dedicaría a visitar los enfermos de toda la zona y Elena a colaborar en atender a las mamás, en compartir labores manuales y velar por los alumnos delicados de salud y darles lo necesario para que se sientan bien.
En 1964 llegan las Hnas. Carmela y Bertilla. Las secciones han aumentado, las aulas también, es necesario aumentar y contratar más Profesoras. La Hna.Bertilla colaborará en la educación. Mientras Carmela se dedicará más a los enfermos y colaborará en la secretaría. Ahora sí, se necesita tener un espacio propio. Después de haber buscado, solicitado y esperado, se consigue comprar el terreno, el 19 de Marzo de 1965 se coloca la primera piedra donde surgirá el nuevo Colegio. Mientras por un lado la Madre Anita continúa con los trámites de reconocimiento oficial y busca el personal, por otro lado: alumnas, profesores, padres de familia colaboran con Kermesse, plantas, flores, etc…para hacer del Colegio un espacio que dé gusto y alegría entrar y sentir que aquí la formación es integral.

Sembrar la semilla del Evangelio en el corazón de las personas

Corría el año 1963 y cuando el frio limeño presagiaba un invierno húmedo, llegaban al Callao dos misioneras Italianas que escuchando el llamado de Dios dejaron su patria, su familia, sus seres queridos y traían como equipaje una Biblia, Fe, Esperanza ilusiones y mucho amor, su deseo era sembrar la semilla del evangelio en los corazones de las personas, el lugar elegido: Ñaña en el km.18.5 de la carretera Central. Ellas eran Madre Anita y Madre Catalina que tenían un ideal: ser maestras y apóstoles, traían un mensaje de amor y acogida, sin titubear se pusieron en camino para emprender esta gran aventura de vivir en América.
Después de recorrer la localidad y estudiar la realidad educativa de la zona de Ñaña, adquirieron un terreno en la Av. Bernardo Balaguer, pero mientras se iniciaban las construcciones, de las nuevas y modernas aulas y tras vencer muchos obstáculos, iniciaron la tarea de organizar una escuelita con 40 niños de transición y primer grado, veinte alumnos en cada sección, recibieron el apoyo de unos salones provisionales que funcionaban al lado del convento las Madres de la Visitación, en aulas de esteras con improvisadas cortinas de tela en vez de puertas pero los alumnos acudían ilusionados entusiasmados con grandes deseos de aprender.
Anita y Catalina, comenzaron una gran obra partiendo de nada. Así nuestro Colegio abrió los ojos al mundo de manera muy pobre y rústica, pero con abundante amor y Fe Nacionalizar el Colegio se hizo realidad según R.D.Z. 1048 del 11 de Setiembre de 1965 y permitía impartir la educación en los niveles de primaria y secundaria Los trámites para el reconocimiento oficial se iniciaron pronto, pero la R.D.Z. se emitió el 11 de Noviembre de 1963, reconociéndolo como Colegio Parroquial con 70 alumnos bajo la eficiente Dirección de Madre Andreina Bussini conocida por nosotros como Madre Anita. Ella siempre decía: “ tengo que reconocer la invalorable ayuda de los padres de familia y de la comunidad, ellos sin escatimar esfuerzos, con sus famosas Faenas, Kermesses, Bingos, Tómbolas nos ayudaron a crecer. Los padres de familia y los profesores cumplen un rol importante en la educación. Los padres,son los primeros educadores de los hijos, ellos educan en el hogar y los profesores en el Colegio, colaborando ambos en la formación integral de los alumnos”.
En 1965, se consigue comprar un terreno en la Av. Bernardo Balaguer ubicado en la localidad de Ñaña y el 19 de Marzo de 1965 se coloca la primera piedra …y asi empieza la construcción de nuestro querido Colegio NUESTRA SEÑORA DE LA SABIDURIA. El entusiasmo por Nacionalizar el Colegio se hizo realidad según R.D.Z. 1048 del 11 de Setiembre de 1965 y permitía impartir la educación en los niveles de primaria y secundaria.
Año tras año el alumnado aumentaba, las colas para conseguir matrícula se hacían desde la madrugada, con la ficha única de matrícula se matriculaban en transición y seguían hasta 5°de educación secundaria…por eso, era necesario un lugar más amplio y cómodo. El Colegio ampliaba sus metas de atención y era necesario contar con más personal…así empezaron su labor en 1966 las profesoras de primaria: Betty Ampuero, Margarita Cervantes, Olga Reyna, Laura Flores, Rosa Guardia. En 1967 se incorporaron a la plana docente de secundaria las profesoras Rosa Bustamante y Mery Magda Angulo, en 1968 lo hicieron Graciela Peralta y Nery Hidalgo. Año tras año el alumnado aumentaba y el número de docentes también, las alumnas comentan: “nuestras jóvenes profesoras iniciaron su misión con la energía desbordante propia de la juventud y dejaron en las aulas, parte de su vida y su energia, por amor a nosotras que hoy reconocemos todo su cariño y esfuerzo” En 1966 asumió la Dirección la Madre Catalina(Carmela Bianca Torri Oldrati), ella en poco tiempo logró convertir al Colegio Sabiduría en uno de los mejores de la zona, su misión era educar integralmente al alumnado,teniendo a Cristo como el Centro, preparar a los educandos para la vida competitiva, ayudarlos a descubrir cada uno sus talentos y potencialidades para desarrollarlas adecuadamente. Ella opinaba que ” Una verdadera educación es la que contribuye a formar hombres y mujeres útiles para el mañana, es la que los prepara para la vida, con un oficio o profesión que les permita vivir dignamente, para no sufrir marginaciones de ninguna clase.”
En 1969 egresó la primera promoción que lleva el nombre de la profesora de Inglés : Mery Magda Angulo, quien fuera llamada por el señor el 3 de Mayo de ese año dejando una huella de amor, bondad y dulzura en las alumnas que trataron de rendirle homenaje y perennizar su nombre adoptándolo para su promoción.

Educar con calidad y caridad

Y asi preocupadas por seguir el camino iniciado por nuestras Directoras fundadoras continuamos con el ideal de dar una EDUCACION DE CALIDAD, para asegurar a nuestras alumnas la adquisición de conocimientos, capacidades, destrezas y actitudes necesarias para tener un futuro exitoso.
Las Directoras que asumieron el SERVICIO de encargarse de la Dirección siguieron hacia adelante, con la presencia del Espíritu de Dios en sus vidas y tratando de caminar juntos mirando en una misma dirección por el bienestar del alumnado. Las Directoras que continuaron con la obra educativa son:
Dra.Rosa Bustamante Tirado, Marzo 1975 - Agosto 1990
Madre Giovanna (Ludgarda Zanga Carrara), Setiembre 1990-1993
Madre Inés (Teresa Ferraro Favarín), 1993 - 1997
Lic.Rosa Edith Bustamante Yactayo, 1998 - 2013
Lic.Carmen Haydee Oscanoa Yantas, 2014 - 2016
Lic.Carmen Rosa Aparicio de la Barra, 2017 hasta la actualidad
Como demostración de la gran Fe de NUESTRAS RELIGIOSAS FUNDADORAS, Anita y Catalina, hoy vemos este grandioso Colegio que todos disfrutamos y que nos evidencian que los sueños se hacen realidad cuando caminamos con una fe inquebrantable, una esperanza inconfundible y un amor ardiente para seguir el camino que el SEÑOR nos depara.
Las Hijas de la Sabiduría con su espíritu de servicio,su misión apostólica y el aporte económico han sido fundamentales, no sólo para ampliar la infraestructura sino para cumplir el reto de EDUCAR CON CALIDAD.